Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Paseo otoñal y fotográfico por la laguna del Campillo




La laguna del Campillo nos ofrece una oportunidad, cada invierno, de disfrutar de la presencia de gaviotas sombrías y reidoras.









Gaviotas reidoras y sombrías sobre la superficie de la laguna.   

 



Nido de pájaro moscón. Ahora deshabitado, tan en uso en primavera.












Esta laguna tiene su origen en los años 60, en realidad en su origen ra y también se extraía arena: Está en Rivas Vaciamadrid a unos 20 Kms. de Madrid . Con su explotación, al extraer grava y arena se alcanzó la capa freática y se inundó, siendo abandonada, y esto dio lugar a esta laguna. este fenómeno se repite en la zona, donde hay bastantes lagunas con este mismo origen. Ocupa una superficie de unas 35 hectáreas y tiene un perímetro de 4 Kms.



La laguna y los cantiles,





Gaviotas sobre la superficie de la laguna





El Centro  de educación ambiental del Campillo.


Los cantiles, la laguna, las gaviotas.









Una gallineta, lejana, a la orilla del río Jarama.





Un pato cuchara. Detrás de él una de nuestras especies invasoras: galápago de Florida.




Dos ejemplares de pato cuchara: macho y hembra.






Gálapago de Florida.





La laguna, los cantiles, el Centro El Campillo.





Una focha huye ante nuestra presencia, a pesar de que intentábamos pasar desapercibidos





Un pato cuchara, juvenil.






Un cormorán grande el el río Jarama.




Una gallineta navegando por las aguas de la laguna.




Imagen tomada desde el Centro de interpretación ambiental de El Campillo, construido sobre la misma laguna.


Una garza real, en la exposición del Centro El Campillo.
Como nos dice la web de la Comunidad de Madrid: Para el desarrollo de su programa educativo el Centro cuenta con una parcela de 3 ha en la que se encuentra un edificio situado en parte sobre la laguna de El Campillo,  en una zona de reserva natural del Parque Regional del Sureste cercana a la desembocadura del Manzanares en el Jarama . Desde sus ventanales se contempla una variada panorámica de la laguna y de los cortados yesíferos que limitan el valle, así como algunos de los ecosistemas por cuya conservación se declaró el Parque, con especies de flora y fauna de gran interés. “Con el Parque: Los valores del Parque Regional del Sureste” es el título de la exposición permanente relativa a sus recursos naturales y culturales.





Un gato montés, en la exposición del Centro El Campillo.




Reptiles del Parque del sureste en la exposición del Centro El Campillo.





Rana verde, lagartija, sapo.





Lagartija colirroja, lagartija cenicienta y sapillo moteado en la exposición del Centro El Campillo.





Disfrutando de las aves, de los cantiles, de la laguna del Campillo desde  la exposición del Centro.







Algunas aves que podemos ver en el Parque del sureste en la exposición del Centro El Campillo.






Los cantiles, las hojas otoñales de los álamos blancos en la orilla norte de la laguna.







La laguna del Campillo, siempre agradecida para ser fotografiada.




Siguiendo el camino alrededor de la laguna. Los bellos cantiles yesíferos, siempre presentes en nuestra perspectiva.




Concentración de patos cuchara, presente siempre en los meses del otoño y el invierno.




Dos cormoranes grandes sobre la superficie de la laguna.






Un cormorán descansando y calentándose al sol sobre una ramas de  las isletas de  la laguna.





Gaviota sombría, individuo joven.




Observatorio de aves en  la orilla de la laguna. Olvidado por las instituciones. Destruido por desaprensivos sin cultura.





Gaviotas reidoras sobre las aguas de la laguna.







Gaviotas reidoras sobre las aguas de la laguna.





Gaviota reidora sobre las aguas de la laguna.




Pudimos ver aquella mañana miles de gaviotas sombrías, reidoras y patiamarillas en la laguna, volando, yendo y viniendo.





Bonita perspectiva de las lagunas esa mañana de otoño.




La laguna del Campillo desde los cantiles yesíferos.







Y despidámonos de la laguna con la foto de dos de sus habitantes, recuerdo de otros tiempos. Hoy "residen" junto al centro de interpretación El Campillo.

1 comentario:

  1. Hay tanta información que casi es imposible llegar hasta el final. Yo regreso a Rivas con la sensación de que es aquí donde está el ahora, ese tiempo que permite evocar y edificar futuros. Me quedo sentado en tu fotografía de la laguna del Campillo, uno de los sitios más apacibles de nuestro pueblo. Abrazos.

    ResponderEliminar