Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 13 de octubre de 2013

Garceta común (Egretta garzetta)


La garceta común (Egretta garzetta) es una especie de ave pelecaniforme de la familia Ardeidae, una de las más comunes en los humedales del todo el mundo, incluidos los de nuestro Parque regional del sureste. Según la Guía de Aves de Europa de Lars Jonsson es la más extendida de las ardeidas blancas de Europa.







Esta foto está tomada en el río Jarama, cerca de Aranjuez. Nosotros hemos podido observar esta especie también en la laguna del Campillo.

La garceta común mide entre 55-65 cms y tiene un peso entre 450-550 gramos. Esbelta, blanca, con pico y patas negras. Los pies son amarillos. En la época de celo tiene largas plumas en la nuca. Se alimenta de pequeños peces, invertebrados acuáticos y anfibios. 

Sociable, anida en colonias con otras garzas, en árboles. Usualmente silenciosa en vuelo, algunas veces profiere un "chsiij" puro y nasal, también un "raac" u "oucr" breve, suave y graznante.

En el Parque del sureste es una especie esporádica a la que podemos observar durante todo el año, pero es una población escasa.  El Grupo ornitológico Naumanni en su guía del Parque del sureste cifra para 2005 la población en 20-25 individuos en invierno. La Guía de Lars Jonsson nos dice que inverna con relativa poca frecuencia en torno al Mediterráneo, aunque la mayoría emigra a África.

Nosotros hemos podido observar esta especie también en la laguna del Campillo.

2 comentarios:

  1. Querido José Manuel, qué alegría que vuelvas al campo y disfrutes de la otoñecida. Yo he pasado el fin de semana con gripe, aunque ahora tengo la sonrisa en flor porque hemos visto en el cine LA GRAN FAMILIA ESPAÑOLA y nos ha hecho reir. Es mucho. tal como están las cosas. Ni siquiera las garcetas se animan a quedarse ante tanto pesimismo desangelado. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por ser un fiel seguidor de este blog. Cada estación tiene sus placeres y secretos en nuestra naturaleza. Otoño es un momento extraordinario para disfrutar del Parque del sureste. Buscar una de estas garcetas es ocasión de descubrir cuánto tenemos cerca de nosotros y no lo vemos. Eso ocurre con la mayor parte de quienes viven cerca del Parque del sureste. Que se animen a buscar y encontrarán. Otoño puede ser un buen comienzo.

    ResponderEliminar