Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de noviembre de 2013

El soto de las Cuevas, Aranjuez


El Soto de las Cuevas es un espacio desconocido, uno más, de nuestro Parque regional del sureste madrileño. Sin embargo nos encontramos, sorprendentemente con un enclave de gran valor ambiental, paisajístico y destacado por su biodiversidad, en especial por las aves que alberga.







Una vez lleguemos a la zona, al sur de la Comunidad de Madrid, muy cerca de Aranjuez y el puente largo que cruza el Jarama, lo primero que habremos de sortear es basura, abandono, restos de botellón...Como en tantas otras zonas de nuestra Comunidad, lo primero que vemos refleja el abandono institucional a que está sometida nuestra naturaleza. Pero enseguida el bosque de ribera en la orilla del Jarama, nos hará pensar en otras cosas y olvidaremos, al menos por un rato, tanta amenaza para nuestro medio ambiente.


Si el día es luminoso, como aquel día de otoño lo fue, los colores del río, el cielo y el bosque nos permitirán disfrutar de las bellas imágenes que siempre nos reserva la naturaleza del sureste.


A lo largo de estos siete años de trabajo de restauración la Comunidad de Madrid nos dice que ha insistido especialmente en la recuperación de la vegetación de sotos y riberas, tanto del río Jarama como de la Laguna de las Cuevas, así como de otros enclaves más alejados de la influencia de ambas láminas de agua.


En las zonas cercanas a la laguna y a las riberas del Jarama se plantaron árboles con mayores requerimientos hídricos, propios del bosque de ribera, como son sauces, chopos, olmos y fresnos, a los que acompañaron otras especies arbustivas como el majuelo, el aladierno y el endrino. 



En una segunda zona de actuación se plantaron árboles propios del bosque mediterráneo, que soportan mejor la falta de agua, como las encinas, olivos y almendros, acompañados de arbustos como romeros, salvias y labiérnagos. A lo largo del otoño de 2012 la Consejería ha continuado con las labores de recuperación de la vegetación, realizándose una reposición de las marras de plantaciones anteriores.




Nuestro recorrido comenzará bordeando siempre la orilla del Jarama, recorriendo las curvas del meandro que el río forma en ese final de valle poco antes de desembocar en el Tajo.


Un maizal , aún sin recoger. Andaremos a lo largo del mismo por un camino, respetándolo. El río permanecerá a nuestra izquierda y apenas se verá por la exuberancia de la vegetación. La comarca es tradicionalmente una de las de mayor actividad agrícola de la región.  


Estaremos atentos a todo nuestro entorno. En el río, comenzando a bordear la laguna, pero bastante lejos, pudimos observar esta garceta común.



Sin duda lo mejor del día fue observar a estos flamencos, que ya fueron objeto de otra entrada específica en el blog. De hecho eran el objetivo central de nuestra visita.


La laguna resulta espectacular. Esta zona fue objeto de recuperación por la Comunidad de Madrid. Los trabajos de recuperación se iniciaron en 2005, una vez que la propiedad de la finca, ubicada en Aranjuez, fue cedida gratuitamente a la Comunidad de Madrid. Se trataba de un espacio donde las actividades agrícolas y extractivas habían ocasionado profundas alteraciones en sus valores ambientales, como la deforestación general y de sotos y riberas, o la alteración de la composición de los suelos. El resultado está valiendo la pena.


Como en tantos de nuestros espacios, detectamos especies invasoras como la de la foto: un galápago de Florida.


Una nueva vista de la laguna.



Un somormujo lavanco,. Aquella mañana decenas de ellos permanecían en la laguna.

Algunas otras aves que pueden detectarse en la zona:  aguiluchos laguneros, fochas, calamones, diversas clases de limícolas, avetorillos, martín pescador, garzas,reales e imperiales, cormoranes, ánades reales, porrones o patos cuchara, entre otras muchas especies.



Un típico perfil del somormujo lavanco, quizá buscando algún pez antes de sumergirse en su busca.



Este cormorán grande navegaba delante nuestro. Pudimos fotografiarle desde uno de los dos observatorios para aves que se encuentran en la orilla de la laguna.


La laguna desde uno de los observatorios de aves, el situado en la orilla norte de la laguna. Desde allí detectamos la presencia, en la orilla contraria, sobre las ramas de un taray, de la garza real que aparece en la siguiente foto. La distancia no permitía mejor imagen


 La laguna nos ofrece a todo lo largo de su perímetro espectaculares imágenes.


Uno de los espectáculos del día. Esta familia de somormujos lavancos. Preciosa imagen de la que disfrutamos largo rato desde el observatorio de aves en la orilla suroeste de la laguna.



El fin y el origen de nuestra ruta. El puente largo sobre el río Jarama.




GRACIAS POR VISITAR ESTE BLOG.

4 comentarios:

  1. Querido amigo, visitamos Aranjuez con frecuencia; nos gustan los humedales cercanos, el patrimonio histórico y la gastronomía de la zona. Así que esta vez tu agenda anota una ruta realmente asequible y llena de encanto.
    Nosotros aprovechamos la mañana del sábado para ver el parque del Sureste desde el filo de los cortados, junto a las trincheras del Espolón y nos atrevimos con un recorrido completo entre el pinar por las pistas forestales. Fue un poco arriesgado. El valle hasta Protección Civil estaba lleno de cazadores que sembraban el desasosiego con sus escopetas. Después vino la lluvia y acabamos comiendo en la Posada del Alcalde, junto a tu casa. Sentí muy cerca tu presencia. Por cierto las fotos apenas tienen resolución, falló el móvil. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Te recomiendo un paseo por la zona, desconocida para los miles de visitantes de Aranjuez. Es probable que la zona sea una gran desconocida incluso para los vecinos del entorno.
    Cuidado en esta época con alguna de las rutas por la comarca,pues como dices, la caza representa un serio peligro. Es una de las asignaturas pendientes del Parque del sureste.

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Hermoso tarayal.
    El tarayal del Soto de las Cuevas (el mejor en extensión y calidad de los que hay en la Comunidad de Madrid) nada tiene que ver con las actuaciones de la Comunidad de Madrid.
    Han plantado, según dicen, 40.000 árboles, de los que solo quedan 40.000 protectores sin arbol, basura sin presupuesto para ser retirada.
    En suelos inundables en las proximidades de ríos mediterráneos, en un ambiente semiárido muy cerca del árido, como es el caso del Bajo Jarama con tan acusado estiaje; son muy pocas las especies que puede sobrevivir.
    Sauces toleran bien la inundación, pero no soportan la sequía. Fresnos, alamos y olmos llevan mal la inundación prolongada. Son los tarayes los que soportan períodos de inundación para luego más tarde pasar otro período de fuerte sequía. Por eso en el Soto de las Cuevas lo que hay es un tarayal, el último gran tarayal de la Comunidad de Madrid y que está amenazado por la reiteras actuaciones promovidas por nuestros responsables del medio ambiente. Basta dar un paseo para ver que las marras de lo plantado rozan el 100%, afortunadamente; de lo contrario se hubiesen cargado el último gran tarayal de nuestra comunidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestro comentario como expertos en nuestros bosques y en la vegetación y suelos de nuestra comarca. Muy oportuna vuestra aclaración y opinión. Os sigo esperando en el blog.

    ResponderEliminar