Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 26 de diciembre de 2015

Carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola)

Una de las aves más amenazadas llega a Madrid por segundo año 

SEO/BirdLife ha marcado a cuatro carricerines cejudos, especie que reapareció el año pasado tras doce años de ausencia

 Madrid 13 OCT 2015 - 21:20 CEST
publicado en www.el pais.com
Ejemplar de carricerín común, ave migratoria que recala en Madrid camino de África. / HUGO SÁNCHEZ -SEO/BIRDLIFE




En el verano del año pasado el carricerín cejudo, una de las aves de pequeño tamaño (pesa unos 10 gramos) más amenazadas de Europa, recaló en Madrid tras doce años sin que se hubiera detectado su presencia. Podía ser una casualidad, pero la especie ha regresado el pasado mes de agosto al mismo lugar, al humedal situado en lareserva ornitológica de Los Albardales en el término municipal deSan Martín de la Vega. Una noticia esperanzadora para los técnicos del grupo local SEO-Montícola, que han marcado a cuatro ejemplares juveniles a finales de agosto. No portaban anillas, por lo tanto, eran diferentes a los tres detectados el año pasado.
Esta reserva del sureste madrileño es el único lugar de la Comunidad de Madrid con registros de la especie, que está catalogada como vulnerable en el mundo. Los primeros avistamientos de carricerín cejudo se produjeron en 2001 y 2002. Luego se produjo el parón hasta la temporada pasada.
El carricerín llega a España desde sus áreas de reproducción en Bielorrusia, Ucrania y Polonia camino de tierras africanas. Su pequeño tamaño no es impedimento para que recorra entre 300 y 400 kilómetros diarios y unos 6.000 en total. Siempre de forma individual y por la noche para evitar peligros.
Publicidad
Descansa en lugares como Los Albardales para reponer fuerzas, de ahí la importancia de que estos lugares se mantengan. Necesitan medios palustres pero abiertos en los que existen zonas con ligero encharcamiento, y donde crecen plantas como el carrizo o la espadaña que sirven de refugio al ave. “Es una especie muy escasa, por lo que es complicado conocer su ruta migratoria”, explica Blas Molina del área de seguimiento de aves de SEO/BirdLife. De España seguirán su camino hacia África, para invernar en las zonas húmedas del Sahel, en países como Malí, Mauritania o Senegal.
“Su captura se realiza en momentos muy concretos, coincidiendo con el máximo periodo de estancia que se extiende desde finales de agosto a principios de septiembre”, concreta Molina. Se capturan con redes para anillamiento científico. En Madrid el único punto en el que se ha capturado la especie es en San Martín de la Vega. También han aparecido ejemplares en la laguna de Gallocanta, en Aragón, uno de los humedales más importantes de España.
El retorno de la especie se ve favorecido por las condiciones de encharcamiento de la zona, que estos años ha recuperado un nivel ideal. El humedal está ubicado en la zona periurbana de San Martín de la Vega, que recibe el agua sobrante del riego de las explotaciones agrícolas que la rodean. Así se consigue unos niveles de agua ni muy bajos, ni muy altos, que configuran el entorno ideal para estas y otras aves.
SEO/BirdLife espera que la presencia de la especie en la Comunidad de Madrid no sea pasajera y se consolide. La reserva se encuentra en el Parque Regional del Sureste y está catalogada como de explotación ordenada de los recursos naturales. La sociedad ornitológica pide que el lugar se convierta en reserva integral, la mayor protección posible y están pendientes de cerrar un convenio con el Ayuntamiento de San Martín de la Vega que implicaría mejorar las condiciones actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada