Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 11 de febrero de 2013

Conejo (Oryctolagus cuniculus)


Sin duda ninguna, uno de los más característicos habitantes del Parque del sureste: el conejo (Oryctolagus cuniculus). Es el mamífero más conocido de los presentes y también el más fácil de ver en cualquier paseo. Su nombre parece de origen ibero, más tarde adoptado por los romanos. Pero imaginemos su presencia y abundancia en todo tiempo por nuestras tierras, pues una teoría defiende que el romano nombre de Hispania deriva de un anterior término cartaginés/fenicio que denominaba a esta nuestra península ibérica como costa o tierra de conejos: "i-shepham-im".
 
Su rechoncho cuerpo y su pelaje gris y pardo, además de su vientre blanco: esta es la fácil imagen que todos reconocemos. Pesa unos 2 kilogramos. Vive en grupos organizados alrededor de las madrigueras que tanto abundan en el Parque. Tienen entre 10 y 12 camadas al año de entre 3 y seis crías o gazapos cada una.
 
Se alimenta de plantas compuestas, leguminosas y gramíneas, de tallos y cortezas de arbustos. Cava la tierra buscando semillas y bulbos. Escala arbustos y matorrales para comer los retoños.
 
 
 

El conejo es esencial en la dieta de muchos de los depredadores presentes en el Parque del sureste, en especial de muchas aves. Sufre la gran presión de la caza así como de algunas enfermedades: mixomatosis, neumonía vírica. Habitan en bosques de ribera, aunque prefieren campos extensos cubiertos por matorrales donde pueden esconderse.
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario